Informe 2016 del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia: solo 59 de los 240 incidentes de los que tiene constancia fueron denunciados

Los datos del Observatorio, presentados el pasado jueves, confirman la discordancia existente entre la LGTBfobia real y la denunciada a través de los cauces oficiales.

El Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia ha presentado el que es su primer informe anual, correspondiente a 2016. Un año durante el cual esta entidad recogió un total de 240 incidentes de odio motivados por LGTBfobia en la Comunidad de Madrid, un número considerablemente mayor al registrado en las cifras oficiales. Unos datos que demuestran la discordancia existente entre la LGTBfobia real y la denunciada por los cauces oficiales, una realidad sobre la que las personas LGTB tenemos certeza en base a nuestra experiencia subjetiva pero que ahora queda confirmada. No es de extrañar, en todo caso: incluso entre los 240 casos reportados por el Observatorio, solo se denunciaron 59.

El informe, de 181 páginas, fue presentado el jueves 16 de febrero por sus responsables en un acto que contó con la presencia, entre otras personalidades políticas, del concejal de Ahora Madrid y tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital, Mauricio Valiente; de la también concejala y portavoz del grupo municipal socialista Purificación Causapié y del subdelegado del Gobierno en Madrid, Luis Martínez-Sicluna, además de diversos alcaldes de municipios madrileños.  Es un documento, en cualquier caso, accesible para todos, que puedes descargar en formato PDF desde la página web del Observatorio, algunos de cuyos datos más interesantes pasamos a desgranar.

Respecto a la tipología de los incidentes, el mayor porcentaje corresponde a agresiones verbales (77). Les siguen agresiones físicas (59, siendo seis de ellas calificadas como “muy graves”); amenazas (31), incidentes relacionados con el discurso de odio (25, incluyendo expresiones discriminatorias e incitaciones al odio en internet y redes sociales), acoso (20), humillaciones (10), pintadas (4), expulsiones de locales (4) y agresión sexual (1), además de otros 10 casos variados clasificados como “otros” (abuso de autoridad, mala praxis, prohibición de educación en diversidad sexual en un colegio, rechazo a la bandera arcoíris, provocaciones o incidente en el transporte público).

Muy importante: de los 240 incidentes registrados, solo 59 fueron denunciados. Sobre todo fueron denunciadas las agresiones físicas, pero incluso en este caso las denuncias ni siquieran cubrieron la mitad de los casos: solo fueron denunciadas 26. Las agresiones verbales y las amenazas, de hecho, apenas si sumaron denuncias.

Gais entre 25 y 29 años, víctima “tipo”

Por lo que se refiere al perfil de las víctimas (un total de 316 personas), la mayor parte fueron hombres gais o percibidos como tales (224), seguido de mujeres lesbianas o percibidas como tales (42), personas transexuales (40, 34 mujeres y 6 hombres), personas bisexuales (6, 4 mujeres y 2 hombres) y personas heterosexuales (4, 2 hombres y 2 mujeres). Por edades, el intervalo con mayor número de víctimas es el de 25 a 29 años (109), seguido del de 20 a 24 (78). El informe, en este caso, admite la posibilidad de que haya un sesgo de edad en la utilización y conocimiento del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia: dada su mayor publicidad en redes sociales, podría estar llegando más a la franja de edad juvenil, enmascarando los casos de personas mayores de 30 años. “También es cierto que las personas LGTB menores de 30 años son en general más visibles, y por tanto tienen más posibilidades de ser identificadas por los potenciales agresores”, explica.

Por lo que se refiere a los agresores, durante el año 2016 el Observatorio ha tenido constancia de 352 agresores (el 93% hombres). Con respecto a su edad, se tiene constancia en 291 casos. La mayoría se encuentra en el rango de 25 a 29 años (159), seguido del de 30 a 39 años (62). Nueve agresores de cuya edad se tiene constacia eran menores de edad. Un dato interesante que arroja el informe es que en el caso de los agresores mayores de 40 años se aprecia una mayor relación personal con la víctima, ya sean familiares, vecinos o incluso superiores en el ámbito laboral, educativo o universitario.

La capital, la que más incidentes registra

Por lo que se refiere a aquellos incidentes en los que es posible atribuir una localización geográfica concreta, la mayor parte han tenido lugar en el municipio de Madrid (185), a grandísima distancia de Fuenlabrada y Parla (3 incidentes cada uno); Leganés, Alcalá de Henares y Getafe (2 incidentes cada uno) y Galapagar, Villanueva de la Cañada, San Sebastián de los Reyes, Torres de la Alameda, Villaviciosa de Odón, San Fernando de Henares, Humanes, Coslada, Aljavir, Las Rozas, Pozuelo de Alarcón, Torrelodones y Ciempozuelos (un incidente por localidad).

Ya en el municipio de Madrid, los distritos de Centro y Moncloa-Aravaca concentran la mayor parte de las agresiones registradas (72 y 23, respectivamente) seguidos de Retiro (12 casos). El informe atribuye esta distribución al hecho de que Centro y Moncloa-Aravaca (especialmente la zona universitaria) sean los dos distritos con mayor visibilidad de las personas LGTB. De hecho, una gran parte de los hechos registrados tuvieron lugar en los alrededores de Chueca (distrito Centro) y cerca de pubs o discotecas dirigidas a clientes LGTB.

Discordancia con los datos oficiales

Más allá de los datos brutos, lo cierto es que el dato recogido por el Observatorio es claramente superior a los datos históricos que ofrece el Ministerio de Interior. A falta de conocer los datos oficiales de 2016, en 2015 los datos del Ministerio solo recogieron 19 agresiones en la Comunidad de Madrid. Aún teniendo en cuenta las diferencias metodológicas, la discordancia es muy grande. El propio Observatorio cree que en 2016 se repetirá esa discordancia. “El dato que figura según el registro del Observatorio de 58 denuncias probablemente no quede reflejado en el próximo informe del Ministerio, porque en algunos casos la motivación LGTBfoba de la agresión no ha quedado bien registrada en la denuncia, y en otros se ha interpuesto en policías municipales, datos que el Ministerio aún no recoge”, asegura el informe. “En España el caso del Observatori contra l’Homofòbia de Catalunya (Comunidad con una población similar a la de Madrid aunque más dispersa) es significativo porque el primer año que se puso en marcha los resultados fueron análogos (223 casos), salvando las distancias temporales”, añade.

Aún así, el Observatorio está seguro que sus propios datos son incompletos y pueden suponer “en torno al 10% de las incidencias que realmente se están produciendo en la sociedad madrileña”. Por un lado hay razones organizativas, pero por otro existe el convencimiento de que hay una serie de agresiones que de forma estructural no se denuncian o se denuncian poco. Es el caso, por ejemplo, de la discriminación tránsfoba. “Varias personas transexuales han trasladado la idea de que si cada vez que reciben un insulto o una amenaza tuvieran que contactar, estarían haciéndolo todo el día: se normaliza la violencia. De igual modo, se nos ha trasladado que hay personas transexuales que directamente evitan algunas calles y barrios para no sufrir incidentes (…) También en ocasiones se niegan a coger el metro para no encontrarse en un espacio cerrado y sin vigilancia con alguien que puedan interpretar como potencial agresor. De igual modo el colectivo de personas transexuales que ejercen la prostitución, aunque ha contactado varias veces con el servicio, sigue sin contar la violencia que sufre”, explica el informe.

El Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia: contacto

El Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, promovido por Arcópoli con el apoyo de la Fundación 26 de Diciembre, del colectivo Fuenla Entiende y del Movimiento Contra La Intolerancia, entre otros muchos colectivos y asociaciones, se puso en marcha a principios de 2016. Ofrece acompañamiento y asesoramiento a las víctimas desde el mismo instante en que sufren la agresión y hace un seguimiento del recorrido de la denuncia en los juzgados.

Puedes contactar con el Observatorio a través del teléfono 618 54 71 66 (llamada o WhatsApp) y online en la dirección web http://contraelodio.org


Read full article on dos manzanas


Log in to comment

Foro

Encontrala

  • Foto
  • Coincidir

Mis grupos

No se encontraron grupos
Todos