El Parlamento de Finlandia rechaza el último intento de derogar la ley de matrimonio igualitario, que entrará en vigor el 1 de marzo

120 diputados votaron a favor del matrimonio igualitario, frente a 48 en contra. Una diferencia aún mayor que la que hubo cuando originalmente se votó la ley.

Se acabó: el Parlamento de Finlandia ha rechazado el último intento de los sectores homófobos de impedir que en pocos días entre por fin en vigor la ley de matrimonio igualitario que fue aprobada en 2014. Pese a que una iniciativa legislativa popular consiguió forzar una nueva votación, 120 diputados han rechazado dar marcha atrás frente a 48 que secundaron la propuesta homófoba.

En entradas anteriores hemos venido recogiendo la historia. Los sectores sociales y políticos más reaccionarios del país nórdico consiguieron reunir las firmas suficientes para la presentación de una iniciativa ciudadana para debatir la reversión de la ley de matrimonio igualitario, que el Parlamento de Finlandia aprobó a finales de 2014 y cuya entrada en vigor está prevista este próximo 1 de marzo. El grupo promotor, Aito Avioliitto (“Matrimonio genuino”) agrupa a persona de diverso pelaje, entre otras el diputado socialdemócrata Harry Wallin y su colega el democristiano Peter Östman, varios concejales, una asesora del ministro de Trabajo o un pastor evangélico. La iniciativa, de hecho, se discutió ya el pasado septiembre, pero no ha sido hasta este viernes cuando una nueva votación parlamentaria ha zanjado el asunto, después de que el Comité de Asuntos Jurídicos de la cámara recomendase de hecho dar carpetazo.

El resultado final (12o contra 48) arroja, de hecho, una diferencia más favorable al matrimonio igualitario que cuando se votó la ley en 2014 (fue aprobada por 101 votos a favor y 90 en contra). Una buena noticia, especialmente si se tiene en cuenta que el Parlamento salido de las elecciones de 2015 está más escorado a la derecha que el anterior. El actual Gobierno de Juha Sipilä, de hecho, es un tripartito formado por el derechista Partido del Centro (el partido de Sipilä), el centro-derechista Coalición Nacional (el partido del anterior primer ministro Alexander Stubb) y el ultraderechista Partido de los Verdaderos Fineses, los más beligerantes contra la igualdad LGTB, junto al pequeño partido de los Demócrata Cristianos. El primer ministro Sipilä, en cualquier caso, era partidario de respetar el acuerdo alcanzado en la anterior legislatura y permitir la entrada en vigor del matrimonio igualitario.

La votación fue la siguiente: por el Partido del Centro, 26 votaron a favor del matrimonio igualitario y 13 en contra (2 se abstuvieron y 8 no acudieron). Por Coalición Nacional, 31 votaron a favor y 1 en contra (5 no acudieron). Por los Verdaderos Fineses, 3 votaron a favor y 28 en contra (5 no acudieron). Por lo que se refiere a los partidos de la oposición, 30 socialdemócratas votaron a favor y 1 en contra, el del ya mencionado Harry Wallin (4 no acudieron), 13 verdes votaron a favor (2 no acudieron), 11 de la Alianza de la Izquierda votaron a favor (1 no acudió), 6 del partido de la minoría sueca votaron a favor (4 no acudieron), los 5 democristianos votaron en contra. En total, 120 a favor, 48 en contra, 2 abstenciones y 30 ausencias (recuento tomado de Wikipedia, aunque puede consultarse la votación nominal en la web del Parlamento de Finlandia).

¡En marzo, las bodas!

La ley de matrimonio igualitario se aprobó, paradójicamente, también a través de una iniciativa legislativa popular. El proceso legislativo se completaba en diciembre de 2014 por 101 votos a favor, 90 votos en contra, 1 abstención y con 7 ausentes. Un par de meses después, el presidente rubricaba la ley, que entrará por fin en vigor el 1 de marzo de 2017.


Read full article on dos manzanas


Log in to comment

Foro

Encontrala

  • Foto
  • Coincidir

Mis grupos

No se encontraron grupos
Todos